sábado, 9 de abril de 2011

Dreadnought Caballeros Grises

Buenas, como ya he comentado en el post anterior, he estado un par de días haciendo cosillas para el nuevo ejército de Caballeros Grises que quiero montar.

Una de ellas ha sido un Dreadnought que pudiese pasar por venerable.

Así que con restos de componentes de otras matrices, el Dreadnought de Black Reach, y las fotos de los dreadnoughts del codex como inspiración, me puse manos a la obra.


Con el cuerpo montado, y sin brazos, empieza todo ...

Primeramente necesitamos quitar la tapa del sarcófago, para adecuarlo a la estética de los Caballeros Grises.
Una vez sacado, con una hombrera de marine, que habremos rebajado por los laterales, la encajamos y pegamos en la parte superior del sarcófago. Ahí irá la cabeza.





Mientras se acababa de secar la hombrera en su sitio, me dediqué a eliminar los detalles de la greba izquierda del Dreadnought, ya que en ambas grebas iva a poner unos escudos viejos de los caballeros del caos, y me molestaba.



Una vez hecho esto, elegimos un casco adecuado o que nos guste. Si puede ser uno de los nuevos cascos de los exterminadores de los caballeros grises mejor, sino puede ser un casco de exterminador transformado como explico en este post, o elegir otro casco como yo. Yo me decidí por uno de los marines del caos que va sin cuernos, ni penacho ni nada.
Tras rebajarlo un poco por los laterales para que encajara bien en la hombrera. Ya tenemos la cabeza del Dreadnought.

Ahora tenemos al dreadnought con cabeza, pero el resto del sarcófago está abierto.
Para cerrarlo, con un trozo rectangular de plasticard (o de plástico de blister), recortado al tamaño adecudo se cubre el hueco desde justo debajo de la cabeza.



Con otro trozo rectangular de plasticard y con un poco de calor (yo lo hice con un mechero y cuidado de no desacer el plasticard), hacemos una V.
Esto será el "gorjal" del dreadnougt que le tapará/protegerá parte del casco y nos "camuflará" el cuello del Dreadnought.




Bien, ya tenemos medio transformació hecha.

Ahora el armamento.
Si quereis utilizar Cañón de Fusión y Puño demonio Nemesis, le poneis las armas que venían con el Dreadnought del Black Reach.

Yo por mi parte quiero equiparlo con doble cañón automático acoplado. Así que rebuscando en mi caja de restos, recuperé 4 cañones automáticos de la Guardia Imperial.


Para hacerlos acoplados, hay 2 formas, pegarlos de lado, o pegarlos uno encima del otro.
Como de lado no me acababan de convencer estéticamente, decidi pegarlos uno encima del otro. La forma que elegí para hacerlo fue pegarlos por la parte inferior de ambos, como si fueran el reflejo del agua el uno del otro. Para ello tuve de eliminar los detalles que tenían en la base de cada uno de ellos, para posteriormente pegarlos entre sí.

Una vez hecho esto y secos, los pegué sobre las monturas de los brazos directamente.




Con esto hecho, el dreadnought empieza a tomar forma.
Ahora vamos a por las hombreras.

¿Por qué hombreras? Por dos motivos principalmente:
1.- Tapan y disimulan la unión de los cañones automáticos con el dreadnought.
2.- Le dan aspecto de "guerrero" y de tener más blindaje.

Así que con un trocito de cartón de una tapa de caja de piza (es corrugado, lo que implica que aguanta bastante, y fino), se cortan las formas de las hombreras, tal y como se quiera.
Yo quería hacer una especie de hombrera segmentada en 2 trozos.



Una vez cortadas, se pegan en su lugar.




Con esto iva a dar por acabada la transformación, pero había algo que no me acababa de hacer el peso. Así que volví a la caja de restos y me puse a rebuscar. Di con otros 2 escudos viejos de caballeros del Caos, y decidí ponerlos en la parte posterior de los cañones automáticos. Y decidí pegar varios componentes más que encontré, para no dejarlo tan desangelado:








Bien el Dreadnought casi lo tenemos del todo. Al menos para mi gusto. Le faltaban un par de detallitos para estar acabado: las hombreras.
Las hombreras quedaban pobres, así que decidí hacerles un reborde al estilo de las hombreras de los marines.

Cogí la masilla verde, y con un "churrillo" que puse sobre la hombrera, hice el reborde. Aplané dicho "churrillo", e igualé con la cuchilla de modelismoel ancho del reborde.
Ahora ya está acabado, bueno, falta repasar un poco el reborde con masilla para tapar el canto del cartón y que presente una superficie lisa, pero la transformación ya está lista.

Ahora lo próximo el pintado.